2 de Octubre no se olvida; movimiento estudiantil de 1968 en México

 | #Cooltura

Miércoles, 21 de octubre de 2020
2 de Octubre no se olvida; movimiento estudiantil de 1968 en México

El movimiento contó con un pliego petitorio del CNH al Gobierno de México de acciones específicas como la libertad a presos políticos y la reducción o eliminación del autoritarismo.

Por 
Redacción
2 de Octubre de 2020 , 09:11 am
2 de Octubre no se olvida; movimiento estudiantil de 1968 en México

1968 fue un año convulso no sólo para México sino para el mundo. En Francia ocurrió el llamado mayo del 68, que consistió en protestas conjuntas entre estudiantes y trabajadores. En Estados Unidos, había manifestaciones en contra de la guerra de Vietnam y las protestas por el asesinato de líderes pro derechos civiles como Martin Luther King.

En México a finales de julio de 1968 surgió el movimiento estudiantil con demandas de democratización y a favor de los derechos civiles. El movimiento se originó a partir de la represión e intervención militar y policial en instituciones educativas. Ante ello, se formó el Consejo Nacional de Huelga (CNH) para coordinar las protestas de estudiantes y académicos.

El movimiento de 1968 en México fue un movimiento social en el que además de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), El Colegio de México, la Universidad Autónoma Chapingo, la Universidad Iberoamericana, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), participaron profesores, intelectuales, amas de casa, obreros, campesinos, comerciantes y profesionales en la Ciudad de México y estados como Coahuila, Durango, Michoacán, Nuevo León, Puebla, Oaxaca, Sinaloa y Veracruz, constituidos en el órgano directriz del movimiento denominado Consejo Nacional de Huelga (CNH).

Te puede interesar: Mitos y verdades sobre los Niños Héroes de Chapultepec

El movimiento contó con un pliego petitorio del CNH al Gobierno de México de acciones específicas como la libertad a presos políticos y la reducción o eliminación del autoritarismo. De fondo, el movimiento buscaba un cambio democrático en el país, mayores libertades políticas y civiles, menor desigualdad y la renuncia del gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que consideraba autoritario.

El estado mexicano que caracterizó el movimiento como el intento de derrocar al gobierno, instaurar un régimen “comunista” como parte de un “Plan Subversivo de Proyección Internacional” y lo criminalizó, argumentando que sus participantes eran terroristas, delincuentes o un peligro para la seguridad nacional.

Por ello, fue reprimido continuamente durante el transcurso del mismo y con el fin de terminarlo, el 2 de octubre de 1968 perpetró la masacre de Tlatelolco en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, logrando disolver el movimiento en diciembre de ese año.

El hecho fue cometido de manera conjunta como parte de la Operación Galeana por el grupo paramilitar denominado Batallón Olimpia, la Dirección Federal de Seguridad (DFS), la llamada entonces Policía Secreta y el Ejército Mexicano, en contra de una manifestación convocada por el CNH. De acuerdo con lo dicho por sí mismo en 1969, y por Luis Echeverría Álvarez, el responsable de la matanza fue Gustavo Díaz Ordaz.

 

Qué pedían los estudiantes

A continuación el pliego petitorio del Consejo Nacional de Huelga a Gustavo Díaz Ordaz:

1. Libertad de todos los presos políticos. Es decir, de los estudiantes y activistas detenidos por manifestarse.

2. Derogación del artículo 145 del Código Penal Federal. Ese artículo regulaba los delitos de disolución social, que se entendían como la difusión de ideas que perturben el orden público o afecten la soberanía nacional.

3. Desaparición del cuerpo de granaderos. Este grupo policial participó en varios actos de represión estudiantil previos al 2 de octubre.

4. Destitución de los jefes policiacos Luis Cueto y Raúl Mendiolea. En 1968, eran respectivamente el jefe y el subjefe de la policía capitalina y quienes habían tenido roces con los estudiantes en varias ocasiones.

5. Indemnización a las víctimas de los actos represivos. Antes de la masacre de Tlatelolco, ocurrieron varios enfrentamientos que dejaron estudiantes muertos.

6.  Deslinde de responsabilidades de los funcionarios involucrados en actos de violencia contra los estudiantes y establecer un diálogo público entre autoridades y el CNH para negociar las peticiones.

 

La matanza en Plaza de las Tres Culturas

La tarde del 2 de octubre de 1968, un día después de la salida del ejército del campus de la UNAM, miles de personas se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

El ejército vigilaba, como en todas las manifestaciones anteriores, que no hubiera disturbios porque el gobierno tenía temor de que fuera asaltada la Torre de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Asimismo, contaban con el apoyo de dos helicópteros: uno de la policía y otro del ejército.

Por su parte, miembros del Batallón Olimpia, cuyos integrantes iban vestidos de civiles con un pañuelo o guante blanco en la mano izquierda, se infiltraban en la manifestación hasta llegar al tercer piso del edificio Chihuahua donde se encontraban los oradores del movimiento y varios periodistas.

Cerca de las 5:55 de la tarde, dos bengalas rojas fueron disparadas desde la torre de Tlatelolco. A las 6:10, sobrevoló la plaza un helicóptero del cual dispararon bengalas, la primera verde y la segunda roja, presumiblemente, como señal para que los francotiradores del Batallón Olimpia apostados en los edificios Chihuahua, 2 de Abril, 15 de Septiembre, Issste 11, Revolución de 1910 y la Iglesia de Santiago, así como varios miembros del Batallón Olimpia parapetados en los departamentos del Chihuahua y en el corredor del tercer piso, abrieran fuego en contra de los manifestantes y militares que resguardaban el lugar, para hacerles creer a estos últimos que los estudiantes eran los agresores. Los militares, en su intento de defenderse, repelieron “la agresión de los estudiantes”, pero ante la confusión, los disparos no fueron dirigidos contra sus agresores, sino hacia la multitud de manifestantes que se encontraban en la plaza de Tlatelolco.

Muchos manifestantes que lograron escapar del tiroteo se escondieron en algunos departamentos de los edificios aledaños, pero esto no detuvo a los miembros del ejército, que sin orden judicial irrumpieron en algunos de los departamentos de los edificios de la Unidad Tlatelolco, para capturar a los manifestantes.

Horas después, la plaza estaba llena de cadáveres y personas heridas. Los estudiantes fueron llevados a culatazos a dos lugares: las puertas de los elevadores del edificio Chihuahua, donde fueron desvestidos quedando solamente en ropa interior y golpeados, y al Exconvento situado al lado de la Iglesia de Santiago-Tlatelolco, donde reunieron a aproximadamente 3 mil detenidos. Otros fueron desnudados al pie de las paredes del convento, donde un mes después aún podían ser vistas manchas de sangre en los muros blancos de la construcción.

Los periodistas fueron registrados y confiscados sus rollos usados y vírgenes, algunos incluso fueron desvestidos y otros, como Oriana Fallaci, resultaron heridos. La Plaza fue limpiada por el cuerpo de bomberos y la tropa de soldados se mantuvo ahí hasta el 9 de octubre.

Varios testigos aseguran que durante este lapso, el Batallón Olimpia se disfrazó de empleados de luz y agua para poder buscar estudiantes fácilmente. Los detenidos, por su parte, fueron enviados a distintas cárceles de la Ciudad de México; los cabecillas fueron enviados al Campo Militar 1 o a Lecumberri.

Lee también: Visita las Cholulas mágicas de Puebla y conoce sus atractivos turísticos

Aún se desconoce la cifra exacta de los muertos y heridos. El gobierno mexicano manifestó en 1968 que fueron sólo 20 muertos; tres años más tarde, la escritora Elena Poniatowska, en su libro La noche de Tlatelolco, publicó la entrevista de una madre que buscó entre los cadáveres a su hijo y reveló que por lo menos había contado 65 cadáveres en un sólo lugar.

El periodista inglés John Rodda, en sus investigaciones independientes, durante las que entrevistó sobrevivientes y testigos de los sucesos en los hospitales, calculó que el saldo fue de 325. Años más tarde, en una segunda investigación, el número se rebajaría a 250.

Algunos autores, como Jorge Castañeda, creen que todo uso de la fuerza pública comenzó a ser magnificado por la población luego de la operación contra los estudiantes en Tlatelolco. Este autor sostiene que los estudiantes asesinados fueron 68 y que también murió un soldado.

Sin embargo, la BBC de Londres, en una acotación hecha en el 2005 al despacho informativo original del 2 de octubre de 1968, y luego de conocerse las implicaciones de la CIA en los hechos, sostiene que el número de víctimas oscila entre 200 y 300, y que los cuerpos rápidamente fueron retirados en camiones de transporte de basura.

En general las estimaciones calculan el número de muertos en un rango que va de los 200 hasta los 1500. Testigos afirman que hubo grúas recogiendo centenares de cadáveres que había a su paso para luego ser arrojados e incinerados.

 

Lo que debes saber de la matanza estudiantil

- Al menos 15 mil proyectiles fueron disparados el 2 de octubre. A la Plaza de las Tres Culturas habrían asistido ocho mil militares, 300 vehículos armados y cuatro unidades de élite del Estado Mayor Presidencial.

- El Batallón Olimpia estaba destinado a encargarse de la seguridad de los Juegos Olímpicos. Estaba conformado por miembros del Estado Mayor Presidencial y obedecía a las órdenes de la Secretaría de Gobernación.

- Los gobiernos subsecuentes mantuvieron en secreto los archivos militares, desencadenaron una guerra de bajo perfil conocida como Guerra Sucia, en contra de líderes de movimientos sociales y guerrillas urbanas durante la década de los setenta.

- El presidente Díaz Ordaz declaró, durante una entrevista como embajador de México en España, sentirse “muy orgulloso de haber podido ser Presidente de la República y haber podido, así, servir a México", estando particularmente orgulloso del año de 1968, por que le "permitió servir y salvar al país, les guste o no les guste”.

- La película Rojo Amanecer y otras que narraban los sucesos del 2 de octubre fueron vetadas por varios años, hasta que a finales de la década de los ochenta pudieron ver por primera vez la luz pública.

- A la fecha ningún implicado cumplió una condena por su responsabilidad en la masacre.

Te recomendamos cinco libros

A continuación te recomendamos cinco obras indispensables para adentrarse en el contexto histórico, político y social en el que se dio el movimiento estudiantil de finales de la década de 1960.

 

México 68: Juventud y revolución / José Revueltas

José Revueltas fue uno de los primeros intelectuales en acercarse al movimiento de 1968, por lo que se involucró estrechamente en diversas actividades como reuniones, marchas, asambleas, propaganda y elaboración de desplegados. Los textos escritos por Revueltas durante los meses del movimiento y posteriormente en la prisión de Lecumberri (tras ser acusado de ser el autor intelectual del movimiento) se encuentran reunidos en esta publicación.

En sus hojas se hallan apuntes políticos, cartas, documentos y notas personales en torno a las movilizaciones de estudiantes. Este texto se compone como un diario del movimiento estudiantil y constituye un testimonio de su importancia histórica para México y para la propia vida del escritor galardonado con el premio Xavier Villaurrutia. 

La noche de Tlatelolco / Elena Poniatowska

Tres años después de la matanza de estudiantes a manos del Ejército, la escritora y periodista mexicana Elena Poniatowska publicó un libro en el que recogió testimonios de estudiantes, las víctimas y sus familias sobre el movimiento de 1968. El texto se trata de una crónica periodística que se divide en dos partes, la primera de ellas aborda los sucesos previos al mitin programado en la Plaza de las Tres Culturas, y la segunda se enfoca en la narración propiamente de los hechos referentes al 2 de octubre. 

Para la elaboración del libro, Poniatowska entrevistó en prisión a presos políticos, habló con personas de a pie e interpeló a figuras que no fueron parte del movimiento o que incluso estaban en contra de él. Este texto se ha convertido en un libro emblemático de la historia de México y en una pieza indispensable para pensar y adentrarse en el movimiento de 1968.

 

1968. Los archivos de la violencia / Sergio Aguayo

Esta publicación, autoría de Sergio Aguayo, es considerada uno de los libros más completos sobre el movimiento estudiantil de 1968. Se compone de un exhaustivo trabajo documental con fuentes nacionales e internacionales, documentos oficiales y archivos desclasificados; así como de la recolección, a través de entrevistas de primera mano, de diversos testimonios, entre ellos de protagonistas y algunos funcionarios de gobierno y del Ejército que aportan nuevas luces y claves a la información en torno a la matanza del 2 de octubre.

Esta obra de Aguayo es un riguroso trabajo de investigación imprescindible para desentrañar los hechos del movimiento de 1968.

Los días y los años / Luis González de Alba

No sólo se trata de la primera novela de Luis González de Alba, sino que representa el primer texto sobre el movimiento de 1968 publicado por uno de sus líderes o protagonistas. El libro es un diario, una crónica, un testimonio personal y una novela que da cuenta de la realidad convulsiva en la que se encontraba el país y narra el ánimo y espíritu de los jóvenes estudiantes.

González de Alba realizó el texto mientras se encontraba preso en Lecumberri, donde fue ingresado tras ser detenido por soldados el 2 de octubre de 1968 durante su participación en la manifestación en la Plaza de las Tres Culturas. Las letras de Luis González de Alba recrean la vida de los presos políticos en Lecumberri, rememoran las marchas, asambleas y debates, y reconstruyen los procesos del movimiento estudiantil, desde su organización y crecimiento, hasta sus conflictos internos.

 

68 / Paco Ignacio Taibo II

Esta obra de Paco Ignacio Taibo II está constituida por las memorias de este escritor sobre el movimiento de 1968 y su participación en él. El texto surge de las notas que Taibo II realizó sobre el movimiento hacia 1969 y que originalmente serían utilizadas para escribir una novela, pero 35 años después cambió de estructura y dichos apuntes se convirtieron en una memoria narrada en primera persona.

En el libro Taibo II intenta responder las grandes interrogantes históricas sobre este hecho relacionadas con las motivaciones del movimiento, los protagonistas anónimos, los cuerpos de los asesinados, entre otros temas.

 

Nadie fue castigado

La Fiscalía Especial para los Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP) de la Procuraduría General de la República del gobierno de México, concluyó en 2006 en su Informe Histórico presentado a la sociedad mexicana, que durante el movimiento el gobierno mexicano aplicó sus mecanismos de control y disuasión que solía utilizar frente a la disidencia social (...) lo caracterizó como subversivo y, en lugar de encontrar formas de atender las legítimas demandas, optó por reprimirlo y aniquilar su dirigencia y al sector que consideró más combativo. Para ello recurrió a detenciones ilegales, maltratos, torturas, persecuciones, desapariciones forzadas, espionaje, criminalización, homicidios y ejecuciones extrajudiciales, caracterizando dicha fiscalía el uso de la fuerza institucional del estado mexicano como criminal. En los hechos fue activa la asesoría, presencia e inteligencia de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) bajo la operación LITEMPO.

Algunas víctimas de dichas acciones intentaron caracterizar la masacre de Tlatelolco ante tribunales nacionales e internacionales como un crimen de lesa humanidad y un genocidio,  afirmación que fue sustentada por la fiscalía mexicana, pero rechazada por sus tribunales. También intentaron llevar a los autores materiales e intelectuales de los hechos ante la justicia. En el 50 aniversario de la masacre, el gobierno mexicano reconoció los hechos como un crimen de estado y constituyó una política de reparación a las víctimas.

*BC

Tags:
  • # 2 de Octubre
  • # movimiento estudiantil 1968
  • # masacre de Tlatelolco
  • # Plaza de las Tres Culturas
  • # Gustavo Díaz Ordaz
  • # matanza estudiantil
  • # 2 de octubre no se olvida




Más de #Cooltura
20 de Octubre de 2020
(VIDEO) Niña enfurece cuando su hermana sopla las velas de su pastel y su pelea se vuelve viral
Un video que desde hace un par de días circula en redes sociales se hizo viral, pues una niña sabotea el cumpleaños de su hermana. En el clip grabado por María Eduarda, se puede observar que están festejando a una niña de tres años su cumpleaños, quien está a punto de...
17 de Octubre de 2020
La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), recibió de forma virtual el Premio Princesa de Asturias en Comunicación y Humanidades. El evento se llevó en Asturias. El presidente del Comité Organizador de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Raúl...
17 de Octubre de 2020
DIVIERTETE. Disfruta del Autocinema BUAP; checa su cartelera para este día
No te puedes perder para hoy el Autocine del Complejo Cultural Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), checa lo que tiene programado para estos días diversas películas, como cine de arte y familiar. Para los niños se tiene programado,...
15 de Octubre de 2020
Ubicada en la parte norte de Puebla, se encuentra Chignahuapan, el pueblo mágico conocido por su gran producción de esferas durante todo el año, su nombre proviene de las palabras náhuatl chicnahui, que significa “nueve”; atl, que significa “agua”; y el sufijo pan, que...
13 de Octubre de 2020
El misterio de cómo llegó el Penacho de Moctezuma hasta Austria
El presidente destaca misión casi imposible que encomendó a la historiadora Beatriz Gutiérrez Müller para traer a exhibición dicha pieza; se busca mostrarla en 2021 a los mexicanos El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó la labor que lleva a cabo la...
12 de Octubre de 2020
Día de la Raza… encuentro y fusión de indígenas de América y conquistadores españoles
El Día de la Raza se conmemora el 12 de octubre, se recuerda el descubrimiento de América por Cristóbal Colón en 1492, este día se celebra en la mayor parte de Hispanoamérica, España y los Estados Unidos, entre otros países. En esta fecha se conmemora la nueva...
10 de Octubre de 2020
Ha comenzado el Abierto  Mexicano de Diseño 2020 en la ciudad de México y contará con cuatro exposiciones los cuales estarán enfocadas a temas como medio ambiente, la ciudad reimaginada,  el futuro es femenino  y la restauración de la colectividad.   El Abierto  ...
8 de Octubre de 2020
Entre ríos, cascadas, presas y una exuberante vegetación está Huauchinango, que en náhuatl significa “en la muralla de los árboles” un pueblo mágico de Puebla, donde podrás disfrutar sus riquezas naturales que ha impulsado su economía en la industria hidroeléctrica y...
8 de Octubre de 2020
Con un video en TikTok le cambió la vida a Nathan Apodaca; conoce su historia
En TikTok se puede encontrar contenido de todo tipo de temas, consejos de belleza, recetas de cocina, retos, rutinas cómicas y mucho más. Como todos los días se comparten millones de videos en la red social no es fácil llamar la atención de los usuarios y volverse...
5 de Octubre de 2020
El video de Nathan Apodaca, el tipo que aparece muy relajado sobre una patineta al mismo tiempo que toma jugo y canta la popular canción "Dreams", del grupo británico Fleetwood Mac, causó gran sensación entre los usuarios no sólo de TikTok, sino que incluso de...