Poblanos regresaron a las calles, pero volvieron como en la “vieja” normalidad

 | Columnas

domingo, 20 de septiembre de 2020
Imagen de Diario Puntual
Angelopolitanas
Poblanos regresaron a las calles, pero volvieron como en la “vieja” normalidad
Por  Diario Puntual 9 de Agosto de 2020, 09:20 pm

 

Los poblanos regresaron a las calles, con limitaciones, pero volvieron como en la “vieja” normalidad.

Viernes, sábado y domingo se vieron a compradores hacer colas en comercios y restaurantes para ingresar. No todos abrieron el viernes ni se dieron servicios en mesa, pero el sábado empezó a regularizarse, el reto será ver que pasa este lunes y el resto de la semana.

El uso de cubrebocas se generaliza y es parte ya del paisaje urbano, los turibuses empezaron a prestar servicio desde el Zócalo y aunque muchos servicios y comercios no abrieron ayer, la gente salió a la calle a caminar por el Centro Histórico, centros comerciales y a reunirse en parques y plazas y con la familia.

Con riesgos, pero una “nueva normalidad” al fin.

***

Tras el regreso gradual a las actividades comerciales, el sector turístico, restaurantero y hotelero empezará a ver reflejada sus ganancias hasta diciembre comentó Marco Antonio Prósperi, presidente de la Canaco.

"No vamos a crecer nada, algunos negocios que sobrevivieron después de cuatro meses de estar cerrados van a tener que cerrar definitivamente, es decir, las ventas que tengan estos días no van ser suficientes para garantizar la supervivencia de los negocios y al final, en uno, dos o tres meses van a tener que cerrar", explicó.

"El regreso va a ser lento, muy difícil y no va a ser de inmediato, al contrario vamos a tener que seguir sufriendo un poco", señaló.

Bajo decreto, en el estado de Puebla todos los giros que formen parte de la primera etapa de reactivación económica, de recuperación del empleo y social, quedarán exentos de brindar sus servicios los domingos y tampoco atenderán a personas que no porten cubrebocas.

***

Bajo el decreto publicado este viernes, se muestra que todas las empresas de forma interna y sin excepción deben cumplir con una evaluación de riesgo particular y la validación de Protección Civil Estatal, para contar con la carta de aprobación con Código QR.

El documento establece cinco apartados, que incluyen como parte de la reactivación aquellos giros considerados como esenciales y no esenciales, pero todos con el objetivo de lograr la recuperación de empleos.

Los centros de trabajo deben garantizar la Sana Distancia en todas sus áreas, además de cumplir con 10 reglas para no frenar la reapertura de las actividades económicas.

De igual forma se establecen horarios escalonados, con la finalidad de evitar la saturación en el transporte público, en especial en horarios pico.

***

Sector Industria: abren todas; trabajarán a un 30 por ciento de su capacidad, dividida en turnos; para el primero, por ser hora pico, deberán facilitar trasporte privado para sus trabajadores;  turnos escalonados; el personal administrativas deberá hacerlo bajo trabajo en casa; para la industria de la construcción se prohíbe el uso de camionetas de batea para trasportar a su personal. Se deben buscar alternativas de transporte privado e incentivar otros medios como bicicletas.

Sector comercio: pequeño (de 1 a 10 empleados): horario de las 10 a las 18 horas, de lunes a sábado, con aforo reducido; domingos cerrados. Tiendas departamentales: de las 11 a las 19 horas, de lunes a sábado, con aforo reducido al 30 por ciento; domingos cerrados.

Centros comerciales: horario de 11 a 19 horas, de lunes a sábado, con aforo reducido al 30 por ciento, exclusivamente para realizar compras; domingos cerrados; se eliminarán áreas de descanso; las áreas de juegos infantiles deben estar cerradas; establecimientos de comida rápida con servicios sólo para llevar; restaurantes en el interior con servicio sólo para llevar o en terrazas.

Restaurantes y cafeterías: continúa servicio para llevar y a domicilio; aforo reducido al 30 por ciento, con servicio en el establecimiento sólo en terrazas, patios y mesas al aire libre, de lunes a sábado; horario máximo de cierre en servicio de mesa las 21 horas. Negocios con menos de 15 empleados como loncherías, cocinas económicas, torterías y taquerías: podrán dar servicio en mesas con un aforo reducido al 30 por ciento; horario máximo de cierre en mesa a las 21 horas.

Peluquerías, estéticas, barberías y spa: escalonamiento de entrada de personal; aforo reducido al 30 por ciento, con previa cita; horario de 11 a 17 horas, de lunes a sábado. Servicios profesionales y administrativos, realizar preferentemente trabajo en casa.

Hospedaje turístico y de negocios: aforo reducido al 30 por ciento, regulando áreas comunes; servicio de restaurantes en terrazas y habitaciones; ecoturismo y recorridos panorámicos con aforo reducido; mercados de artesanías aforo reducido. Casinos: cumplimiento de la evaluación de riesgo y validación de Protección Civil; horario máximo de cierre 21 horas de lunes a sábado.

Gimnasios, albercas y clubes deportivos, con una estricta validación de riesgo particular emitido por Protección Civil: se permiten deportes individuales al aire libre, así como aeróbicos al aire libre con sana distancia, exceptuando los de contacto; gimnasios previa cita con aforo reducido al 30% y atención con media hora de receso entre citas para sanitizar el área;  baños, saunas y vapor cerrados; albercas de clubes y condominios exclusivamente para la práctica de la natación, con aforo reducido en carriles de nado y previa cita; no se permite el uso de albercas para actividades recreativas.

Actividades Sociales: parques, parques de conservación, acuarios y zoológicos: aforo reducido al 30%; podrán abrir de jueves a domingo. Centros Religiosos: aforo reducido al 30 por ciento, sólo para servicios de culto; no se permiten fiestas patronales, ni ceremonias.

Este decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado da cuenta que los siguientes giros quedan cerrados mientras haya pandemia por Covid-19: salones de eventos especiales; servicios de banquetes; eventos deportivos no profesionales; conciertos; centros nocturnos: bares y cantinas; cines; balnearios; baños públicos; reuniones sociales de más de 10 personas; museos, Estrella de Puebla, Teleférico e industria de reuniones.

Lo que la autoridad no puede regular ni limitar son las reuniones familiares, las cuales empezaron a multiplicarse notoriamente este fin de semana.

Los poblanos salieron a vivir su nueva normalidad.

*AR