El PEF 2021, algunas lecturas

 | Columnas

jueves, 01 de octubre de 2020
Imagen de Fernando A. Crisanto
Del reportero
El PEF 2021, algunas lecturas
Por  Fernando A. Crisanto 15 de Septiembre de 2020, 08:09 pm

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el próximo año permite identificar tres cosas interesantes:

La primera es el desequilibrio que el COVID-19 ha producido al interior del manejo presupuestal del país, combinado con las obsesiones del presidente Andrés Manuel López Obrador por preservar sus “proyectos” de infraestructura.

La segunda, que es relativamente cierto que los gobernadores que le han plantado cara reiteradamente, hayan sido vapuleados salvajemente. La realidad es que no les fue tan mal en asignación presupuestaria, salvo el terrorífico caso de Colima.

Y, la tercera es que los movimientos presupuestales tienen una inocultable confusión partidista, ni premia a sus reservas de votos, salvo al terruño, ni aplasta a los graneros de sufragios de la oposición.

La realidad es que a su principal detractor no le fue brutalmente mal.

Jalisco experimentó una caída inferior al dos por ciento, nada comparado contra Colima, que se le viene una tempestad encima.

Sin embargo, hay que pensar el tema con otros elementos en la mesa.

Guanajuato, con una caída del 1.8 por ciento, Jalisco -1.8 por ciento, Michoacán -3.6 por ciento, y Chihuahua -3.9, tienen algo en común como el arribo de Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) para arrebatarles la plaza a los cárteles rivales. En su caso, Colima está totalmente controlado por los jaliscienses.

Para Veracruz -7, y Puebla -5.1, las cosas también se pueden establecer con facilidad en el mismo terreno. Por meses, expertos en inteligencia han advertido de lo que ocurre en estas entidades, pese a la sordera oficial, el CJNG quiere controlar por completo el robo de combustible en este país, cueste lo que cueste.

Y, se percibe un grosero trato preferencial a Tabasco, que le servirá a López Obrador en cuatro beneficios específicos. Refugio en el país cuando termine su gestión y se aleje de la Ciudad de México, aunque queda la opción de irse a Cuba por una temporada, los pagos a la Isla en forma de contratación de médicos que cobraron muy bien por no hacer nada durante meses, van en ese sentido.

Chiapas -0.5 de aumento, también puede ser un plan “C” pero a últimas fechas, los raspones a los financiamientos ilícitos para la campaña presidencial no han caído nada bien y es probable que el abogado Julio Scherer apriete tornillos por esos virajes que señalan una obviedad, pues los chiapanecos no son incondicionales del mandatario federal.

Los negocios, las incubadoras de proyectos, los grupos de presión y cualquier cosa que se le ocurra, puede iniciarse en Tabasco. La historia de la mayoría de los gobernadores de esa entidad lo comprueban, no será un edén, pero sí es un territorio que permite un control unilateral.

Granero de votos de su propiedad. El 80.08 del total de votos tabasqueños en las pasadas elecciones presidenciales fue para López Obrador. Nada que ver con el 39.65 de Aguascalientes, el 39.08 de Yucatán o el 34.33 de Nuevo León. Chiapas no lo hizo tan mal con el 61.24 por ciento.

Quien quiera obtener una candidatura en ciertos partidos específicos, tendrá que negociar con López Obrador, el vecino de Palenque.

Si tomó pozos petroleros en el pasado y eso le permitió hacerse de una imagen de rebelde, podrá hacerlo, como reserva de presión, en el momento que lo considere apropiado, manejando comunidades enteras en su defensa.

Por último, a Claudia Sheinbaum no le fue mal: un incremento del 3.8 por ciento en un presupuesto del tamaño que se maneja en la capital del país, señala que o ese a la necedad de la doctora de no acatar ciegamente las indicaciones de Hugo López-Gatell, no ha caído de la gracia de su protector. Y no podría ser de otra manera, el manejo de la crisis COVID-19 en la capital ha sido eficiente.

No se la pasa regañando ciudadanos porque no traen cubrebocas; se hizo de un consejo científico del más alto nivel y siendo ella misma científica, se puso a trabajar.

Junto a Marcelo Ebrard, son los postulantes más serios por el momento para la sucesión presidencial. El hecho de que Sheinbaum se contagió y siguió gobernando sin que se le cayera la Ciudad encima, no cualquiera puede hacerlo.

Y, refleja fielmente el poder de la comunidad judía en México, que por más de izquierdas que algunas quieran pintarse, tienen orígenes que comprometen y que, al mismo tiempo, la fortalecen para pensar en el futuro.

El PEF 2021 es un desastre programático y de paso permite leer algunos elementos para el futuro. Entre ellos, advertir que el caos viene con todo para algunos, aunque no lo quieran ver. Es demasiado grande para no percibirlo.

De las anécdotas que se cuentan

Para los políticos mexicanos, de todos los partidos, hay una máxima que es como un dogma de fe que domina sus emociones e intereses. Dice así:

“Amistad que no se refleja en el presupuesto, es pura demagogia”.

Los poblanos estamos para llorar.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

 

*AR

Anteriores

30 de Septiembre de 2020
29 de Septiembre de 2020
28 de Septiembre de 2020
26 de Septiembre de 2020